Cuando utilice canela, cocoa, clavo de olor o nuez moscada en el café, hágalo en muy pequeñas cantidades, como una pizca. Además, es mejor agregarlo en el fondo la taza.