Del grano a la taza: el proceso de fabricación del café

Blog

fabricación del café

El café es una de las bebidas favoritas en el mundo; su sabor es único y resulta perfecto para iniciar el día. Sin embargo, la popularidad no lo es todo y mucha gente desconoce cuál es el proceso que deben seguir los granos de café para convertirse en la deliciosa bebida que ha conquistado el mundo, ¿Conoces el proceso de fabricación del café?

De los granos del café a la taza: un viaje interesante

1.      Desde la tierra: siembra del café.

Los granos de café provienen de una planta, nacida de una semilla, cultivada en lugares donde la humedad y la sombra predominan. Las condiciones necesarias para el crecimiento óptimo de los cafetos se logran con riego constante y un poco de sol. Es posible realizar el cultivo del cafeto mediante germinación en invernaderos, para posteriormente llevarlos a campo abierto.

2.      Cosecha.

Por lo general, la cosecha tiene lugar una vez al año. Existen países donde las condiciones climatológicas favorecen el crecimiento del cafeto: esto permite realizar dos cosechas por año. El sabor de los granos obtenidos en la segunda cosecha tiende a ser más fuerte.

El grano del café viene dentro de una especie de cereza, la cual es recolectada para ser procesada siguiendo alguno de estos dos métodos:

Método seco. Utilizado en cafetales con recursos limitados. Es necesario extender las cerezas del café para que se sequen al sol. Pueden pasar varias semanas hasta que la humedad sea menor al 11%.

Método húmedo. Con este método, las cerezas del café pasan por una máquina que se encarga de separar pulpa y semillas, y se realiza una clasificación en función del peso. Para finalizar, se transportan a tanques de fermentación, donde permanecen por un tiempo que oscila de 12 a 48 horas.

3.      La molienda.

Una vez que los granos de café han sido procesados y secados, llega el momento de la molienda., que consiste en introducir los granos en una máquina de descascarado, la cual se encargará de separar exocarpio de endocarpio. En la mayoría de países productores de café, el proceso de la molienda se realiza en máquina y a mano, para garantizar la más alta calidad de los granos.

Al finalizar la molienda, los granos se clasifican según tamaño y peso. Durante este proceso, se descartan aquellos granos que no sean óptimos para la preparación del café.

4.      Tueste.

Los granos obtenidos del cafeto se tuestan para resultar en el sabor y aroma del café que adquirís en el super, el cual disfrutás y amás.  Después de tostar, se enfrían usando agua o una corriente de aire.

5.      Sabor.

Probablemente esta sea la etapa más emocionante del proceso. Se realiza una prueba de los granos de café para verificar calidad y sabor. El proceso de cata se lleva a cabo en una sala especialmente diseñada para ello. Los catadores evalúan la apariencia, sabor, acidez y sensación general del café.

6.      Molido del grano: a un paso de la taza.

Una vez que los granos se tuestan, son molidos en diferentes grados: a mayor grosor del grano, mayor tiempo de preparación.

Finalmente, el café se envasa y ya está listo para ser preparado en sus diversos estilos: expreso, americano, etcétera.

 

¿Sos un amante del café? Visitanós en nuestra tienda digital en Amazon, y llévate a casa café de la más alta calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú