Los consejos que necesitas para preparar un café expreso perfecto

Blog, Café

Los consejos que necesitas para preparar un café expreso perfecto

El café es una bebida mundialmente famosa y, en consecuencia, existe más de un modo de prepararlo: café expreso, irlandés o americano, por mencionar algunos. Sin importar cuál sea el que más te gusta, la preparación del café es importante: un café es ideal en cualquier momento del día, pero un café mal preparado puede arruinar todo tu día. En el presente blog, te daremos los consejos necesarios para que preparés el café expreso perfecto desde la comodidad de tu hogar.

 

El origen del café expreso

El café expreso tiene sus orígenes en Italia. La máquina para preparar café expreso surge en el año 1901, durante la Revolución Industrial. En esta época, debido al creciente progreso, la urgencia de tener una mayor producción en un menor tiempo obligó a todo el mundo a ir al mismo ritmo, incluidas las cafeterías.

Por esta razón, Luigi Bezzara registró una patente para una máquina que contaba con dos grupos con portafiltros, en los cuales el café comprimido podía ser sujetado y, mediante el mecanismo, el café estaba listo en poco tiempo. Pero fue en 1905 cuando Desiderio Pavoni compró la patente, que comenzó la producción de la primera máquina expreso comercial.

 

Los consejos que necesitas para preparar un café expreso perfecto

Compra un buen café. Si vos elegís un café de baja calidad, te llevarás una gran decepción al preparar el café expreso. El café que uses debe ser de tostado reciente. Del tostado depende el aroma y las propiedades del café, por lo cual debes procurar que la fecha del tostado sea reciente. Mejor café de grano. Para un mejor resultado, podés apostar por el café de grano, ya que el café comienza a liberar su aroma (y con ello, sus propiedades) cuando es molido ¡Qué mejor que hacer este proceso en casa! Para preparar un buen café expreso, es necesario procurar que la molienda sea homogénea y más fina que la utilizada para preparar el café en alguna cafetera de filtro. Podés hacerte de un buen molinillo para café, manual o eléctrico: el denominado “molinillo de café de muelas” es ideal: evita a toda costa los molinillos con cuchillas.

El agua. En el café expreso es importante cuidar el tipo de agua que se utiliza. Esta debe ser completamente limpia, sin olor, color o sabor. Jamás uses agua hirviendo para acelerar el proceso: la temperatura del agua debe ser constante, y en los procesos manuales de preparación de café expreso, se recomienda agregar el agua justo antes de que esta entre en estado de ebullición.

Cantidad de café y agua. Es bien sabido que, a mayor cantidad de agua, el café tendrá un color más claro, con un cuerpo menor y con un aroma débil. La cantidad de café para cada infusión también es importante. Los distintos tipos de cafeteras tienen diferentes ajustes, lo cual es de gran ayuda para no exceder la cantidad correcta.

Tiempo de extracción. El tiempo de extracción dependerá de varios factores, como la cantidad de café utilizado, los mililitros de café que se pretenden obtener y el tipo de café. Un café expreso simple de 30 ml, con unos 7 gr de café tendrá un tiempo óptimo de extracción aproximado de 25 segundos. Un café expreso del tipo ristretto utiliza 15 gr de café para 30 ml y su tiempo de extracción es de 17 segundos.

Importancia de la taza. Para servir tu café expreso, usa una taza que se encuentre a una temperatura adecuada, para lo cual podés prepararla antes de comenzar a preparar tu café. Es posible encontrar calentadores de tazas que las mantienen a una temperatura que oscila entre 50-55ºC. Sin embargo, existe una solución más práctica y con el mismo nivel de efectividad: colocar las tazas boca abajo en la bandeja superior que las máquinas de expreso suelen habilitar para esto.

Serví el café al momento. No preparés café expreso para consumirlo más tarde o para recalentarlo. Ningún café debe ser recalentado, ya que pierde sus propiedades aromáticas y de sabor. Bebe tu café y disfrutá ese tiempo especial para vos.

Conservación del café. El café que no sea usado, debe mantenerse en un lugar fresco y seco, alejado de la luz, procurando que esté bien cerrado para ralentizar al máximo el proceso de oxidación del café, el cual inicia al contacto con el aire.

Sin lugar a duda, el café expreso es delicioso. Atrévete a prepararlo en la comodidad de tu hogar, siempre usando granos de café de la más alta calidad. Conoce el delicioso sabor que tiene para vos Café 1820. Visitá nuestra tienda en línea en Amazon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú